Mochilas de Capulana

¡Hola a todos!

A lo largo de nuestro viaje por Mozambique tuvimos la suerte de conocer a Dina, una modista mozambiqueña, dueña de un pequeño taller de costura en Inhambane, llamado “Mulher Africana.

Junto con Rachid, su ayudante, diseñan y componen prendas de vestir y ropa de hogar con capulana, esa tela de algodón Wax, colorida y alegre, tan característica de África.

Imagen 2.png

Al ver su trabajo quedamos impresionados. Y de inmediato nos surgió la necesidad de realizar algún tipo de colaboración con ella. Durante varios días meditamos sobre el tema, y le comentamos nuestras ganas de ayudarle a realzar el valor de sus productos pues, por desgracia, las ventas no dan para mucho en Mozambique.

Pensamos que tal vez podría coser pastas de capulana. Esto es, mochilas de tela Wax con cordones a modo de asas. Le explicamos nuestra idea y le pareció genial. ¡Estaba maravillada con la idea de que sus creaciones llegaran a España!

Desde el principio quedamos encantados y orgullosos con nuestra pequeña iniciativa pues, si bien el primer día eran dos personas en el taller, el segundo día ya eran cuatro las que medían, cortaban y cosían. Durante varios días trabajamos con Dina, Rachid, Paulo y Marrima, dando forma y vida a unas mochilas con las que nos gustaría acercar un poquito de la alegría africana a España. Pero también dar apoyo y voz a los cientos de Dinas y Rachids que, a lo largo de nuestro camino, hemos encontrado en África: modistas, costureros, sastres, zapateros, etc. Personas que siguen trabajando con sus manos, creando prendas únicas y a medida, originales y exclusivas, como estas mochilas.

¿Y por qué lo denominamos proyecto colaborativo? Pues, ante todo, porque nace con la intención de ayudar, pero también de ayudarnos. Y cuando las ideas se llevan a cabo con la voluntad real de ejercer un comercio justo, todas las partes resultan beneficiadas en forma apropiada.

En nuestro caso empujamos un poco a Rocinante a través del Atlántico rumbo a América, mientras que Dina empuja su negocio hacia el futuro, permitiéndole invertir en él, pues sólo a través de este pequeño proyecto logrará reunir el equivalente a un año de salario en Mozambique. El comprador, por su parte, recibe un pedacito de África, un producto alegre, original y de calidad, realizado a mano y de forma económica, participando en una iniciativa de comercio justo.

¿Queréis saber un poquito más acerca de la capulana? Pues seguid leyendo…

El origen

#capulana en Mozambique, #kanga en Tanzania, #panodocongo en Angola,#lapa en Nigeria, #kikoi en Sudáfrica o simplemente #wax en África Occidental, son algunos de los nombres con los que se conoce a este popular tejido de algodón 100%, estampado a través del proceso tradicional de batik.

A pesar de su colorido y su simbolismo africano, este paño tiene su origen en Java (Indonesia). Fueron los holandeses quienes, tras copiar el método de estampado batik, intentaron —en vano— su introducción en masa en los territorios colonizados en las Indias Orientales. Sin embargo, aunque no tuvo éxito en Indonesia, sí que lo tuvo en África.

Su introducción fue casual, pero su éxito fue rotundo y, en poco tiempo, llegó a alcanzar el mismo valor que el oro: los holandeses, necesitados de fuerza para poder sofocar las revueltas en Sumatra y Borneo, reclutaron mercenarios en la costa del oro, en el reino de los Ashanti, actual Ghana. Éstos, como pago por sus servicios, recibieron preciosos tejidos de batik indonesio, que pronto se convirtió en objeto de deseo entre la aristocracia Ashanti.

Tanto holandeses como ingleses vieron en el wax la oportunidad de hacer negocios en toda África. Y el éxito de esta tela como moneda de cambio empezó a popularizarse.

Mozambique y capulana

La capulana en Mozambique es una afirmación de identidad (un símbolo de mozambicaneidad) y como tal tiene una importancia que va más allá de la de simple tela. Así, regalar una capulana tiene un significado de importancia social, pues en función de la calidad de la tela que se regala, se demuestra a la mujer que la recibe la relevancia y el valor que ella representa para la persona que la entrega.

Las capulanas forman parte del patrimonio de una mujer desde que recibe la primera como regalo. Uno de los momentos más importantes es el día de su boda, cuando la futura esposa recibe de las mujeres más viejas tres capulanas juntas (conocidas como mucume). A partir de ahí, será el marido quien se encargue de regalar periódicamente capulanas a su esposa para aumentar el valor de su riqueza y como muestra de su amor, pues en función de su calidad y color demostrará satisfacción o insatisfacción respecto a su matrimonio.

También se regalan capulanas en las pedidas de mano, para preparar las dotes o para enriquecer el ajuar de una futura esposa. Cuantas más capulanas se tenga, más rica será la mujer.

Uso de la capulana

La capulana es una tela que cubre decentemente el cuerpo… Pero, ¿sólo eso? No. Las capulanas esconden historias y secretos… Son un medio para transmitir un mensaje y un sentimiento.

La capulana en #Mozambique ofrece una voz silenciosa, es un elemento visual que habla de estados de ánimo, de amor, de salud, de tolerancia, de fe, amabilidad, identidad nacional o relaciones familiares… Hablan del primer bebé que transportaron, de cómo fue la primera cosecha que portearon…

Antiguamente la compra de una capulana no era aleatoria. Los estampados y los mensajes en ella incluidos eran una forma de comunicación visual utilizada por las mujeres en sus relaciones sociales, culturales, políticas o religiosas.

Toda mujer lleva siempre una capulana extra encima. Y en algunas poblaciones del norte del país, según se lleve atada la capulana sabremos si estamos ante una mujer casada, soltera, viuda, prometida… Hay mujeres que utilizan incluso cinco capulanas a la vez: dos como falda, una de vestido, otra a modo de capa y la última como turbante.

Tradicionalmente, la capulana se mantenía en su forma original y las mujeres la usaban sin ser cortada o modelada. La usaban como falda, vestido o turbante. También, eran empleadas para portear a sus hijos, para sentarse en el suelo, para cargar con la cosecha o con la leña y como paños domésticos (mesa, cortinas…).

Y aunque hoy su uso se ha extendido también a la confección de prendas para el hombre, para moda infantil y para accesorios, la capulana sigue formando parte de la identidad de la mujer mozambiqueña y no es raro verlas por los caminos, en los mercados, lavando en los ríos o mariscando en la playa ataviadas con varias capulanas.

Esperamos que os guste el proyecto, la historia y el resultado. En él hemos puesto todo nuestro amor e ilusión. Os invitamos a conocer el proceso creativo en el siguiente vídeo.

¿Cómo conseguirlas?

Hay 100 modelos diferentes…

Consigue el tuyo por 10 euros en Utiel (Valencia), en los siguientes puntos de venta: La Bruja Piruja, Tangos en la Roca, Yago Fotografía y Arte, El Tipi de Carlitos y en Gacela.

O también por correo postal a toda España. Basta con rellenar el siguiente formulario y realizar una transferencia bancaria a la cuenta de EVO Banco: ES19 0239 2073 9923 2328 6126 (a nombre de Juan Carlos Garijo López). O también realizar el pago a nuestra cuenta de Paypal https://paypal.me/veroiryviajar.