Escuela Viajera

Escuela Viajera
La Escuela Viajera

¿Qué es la Escuela Viajera?

La Escuela Viajera es un proyecto que nace con la idea de poder acercar a los niños y niñas de nuestro entorno una realidad del mundo más natural, sin filtros, desde una perspectiva cercana, contada a través de nuestras entradas al blog, nuestras fotografías y nuestros vídeos.

¿Por qué una Escuela Viajera?

Para nosotros el conocimiento y el descubrimiento por uno mismo son esenciales a fin de crecer y desarrollarse plenamente. Creemos en lo positivo de aprender descubriendotocando, experimentando, sintiendo, viajando… Además, sabemos que los niños son “esponjitas” con ganas de aprender y descubrir, desde una perspectiva humilde y sencilla, sin prejuicios ni ideas preconcebidas.

Sin embargo, sabemos que hoy en día, no todos podemos permitirnos viajar continuamente, y mucho menos potenciar un aprendizaje basado 100% en las experiencias o los sentidos. Es por ello que confiamos en que el proyecto Escuela Viajera pueda ser una experiencia positiva y enriquecedora para ellos…

La posibilidad que nos brinda la tecnología de poder mostrar lo que veamos y sintamos a miles de kilómetros es una herramienta perfecta para poder llegar a los niños. Y que sean ellos mismos quienes nos pregunten, nos lean, nos escuchen, nos pidan que les contemos historias sobre cómo son los niños en Tanzania, qué animales viven en la selva del Amazonas, cómo son los coles en Madagascar, etc. La idea de que ellos puedan descubrir el mundo a través de nuestra experiencia personal es algo que nos emociona.

Además, por otro lado, nos encantaría hacerles sentir la satisfacción personal que para nosotros ha supuesto y supone ayudar a los demás… Nos gustaría poder despertar en ellos su conciencia social.

Finalmente, nos emociona poderles enseñar la magia de viajar (sea de la forma que sea) y descubrir así personas, lugares, culturas… Quisiéramos mostrarles la incertidumbre, el miedo (el miedo bueno), la alegría, la sorpresa, así como la nostalgia, la añoranza, el amor… todas esas emociones que se ponen a flor de piel cuando sales de casa (de tu zona de confort) y viajas.

Y, por supuesto, lo maravilloso que resulta aprender idiomas para poder vivir todo eso.

¿En qué va a consistir?

Se trata de algo tan sencillo como compartir de forma periódica nuestras experiencias con los chicos y chicas de los colegios que han decidido participar en nuestro proyecto.

Antes de partir, iremos al cole a contarles nuestro viaje, decididos a despertar en ellos un interés por viajar, aprender y descubrir. Les mostraremos la ruta a seguir, los países a visitar y las ONG’s y colectivos donde vamos a colaborar.

Durante el viaje, haremos uso de Internet para poder estar en contacto con ellos, de forma que los propios niños investiguen y nos pregunten, y que después nos lean, nos vean y nos escuchen. Nosotros, sólo haremos de meros transmisores de una realidad que puede ser estimulante para todos sus sentidos, a la par que educativa en conocimientos y en valores humanos.

Después del viaje, volveremos a las aulas para intercambiar las sensaciones que hemos tenido unos (como viajeros reales) y otros (como viajeros virtuales).

Objetivos de la Escuela Viajera

Los objetivos son los siguientes:

  1. El descubrimiento de otros modos de vida, de convivencia, de naturaleza, etc.
  2. Desarrollar un espíritu crítico propio en relación a otros países y culturas diferentes a la suya.
  3. Que se elimine esa visión del “Primer Mundo” y “Tercer Mundo” y se convierta en una visión de “Nuestro Mundo”.
  4. Que desarrollen una conciencia social, tanto a nivel local como global.
  5. Despertar el interés en aprender otros idiomas como forma de descubrir el mundo.
  6. Sentir y valorar algunas emociones que de este viaje puedan surgir, aprendiendo de ellas, a fin de integrar nuestro propio yo dentro de la humanidad que conformamos.
  7. Adquirir conocimientos que recorrerán algunas áreas y competencias curriculares en educación primaria.

Esperamos que…

Este viaje alrededor del mundo nos aporte a todos algo más de humanidad y que, a través de nuestros ojos, los más pequeños puedan comprender la propia dimensión de esta palabra, aunque sólo sea por un ratito.

Nos gustaría poderles transmitir lo extenso, rico y variado que es nuestro planeta, resaltando la necesidad de respetarlo y cuidarlo. Así como ofrecer una visión integradora como seres humanos que somos, desde el conocimiento y reconocimiento de las emociones que surjan a lo largo y ancho de este viaje que al final hacemos juntos.

Sentir la vida en la piel de otros niños puede ser un descubrimiento en el terreno de las sensaciones propias y ajenas… y nada nos gustaría más que convertir este viaje de dos en un viaje de todos.

Juancar y Rosalía.